¡Volé por los cielos! | Paracaídas

En paracaídas volé al saltar desde una avioneta elevada a más de 9,000 pies de altura. Tequesquitengo a unos minutos de Cuernavaca fue el escenario perfecto para vivir esta experiencia.

Ella ya vivió el salto…

Iniciamos con un breve entrenamiento y las indicaciones de seguridad necesarias para el salto. Empezaba a sentir como la adrenalina corría por mi cuerpo, estaba a unos minutos de dejar tierra firme. ¡Que emoción!

Nos elevamos y sentada en una esquina de la avioneta escuché las palabras mágicas, “es hora de tomar posición, sacar tu cabeza y pies de la aeronave”. ¡Qué! ¿Cómo iba a hacerlo?